3 claves para disminuir el estrés y la ansiedad, incluso si ya has intentado de todo

por | Feb 21, 2018

Últimamente se habla mucho del estrés en todas partes.

El estrés por compaginar los diferentes aspectos de tu vida, el trabajo, los niños, la familia, mantener la casa, el coche y sacar algo de tiempo para poder ¡¡respirar!!

Y otros desequilibrios derivados del exceso de estrés como la ansiedad y la depresión, no paran de aumentar cada año de forma considerable (alrededor del 20% desde 2005 según la OMS)

Si tú eres uno de los millones de personas que están padeciendo alguno de estos desequilibrios, igual te interesa seguir leyendo.

Estrés positivo y estrés negativo, ¿cómo diferenciarlos? 

Tanto el estrés como la ansiedad son respuestas fisiológicas ante un determinado conjunto de estímulos externos.

Puede que se trate de algún tipo de impacto emocional inesperado, o que sea por la suma de impactos de baja intensidad que se acumulan a lo largo del tiempo.

Pero no todo el estrés es negativo.

Desde el punto de vista biológico, es un mecanismo natural del organismo para preservar la supervivencia.

Si aparece algún peligro, el cerebro reacciona enviando un “coctel” de sustancias químicas a la sangre, para que el corazón se acelere y los músculos estén preparados para la acción.

Por ejemplo, si vamos a cruzar la calle y vemos que viene un coche a toda velocidad hacia nosotros, la adrenalina nos ayuda a dar un salto fuera de la carretera para evitar el impacto y así salvar la vida. Al igual que haría una gacela para escapar del león.

En otras situaciones, sentimos la fuerza para enfrentar un determinado peligro, como puede ser hablar en público, hacer un examen, defendernos de un agresor, etc.

Es lo que comúnmente se llama como como respuesta de “pelea o huida”

Como podemos ver este estrés es positivo porque tiene la función de mantenerte con vida un día más.

El problema viene cuando este estrés es demasiado fuerte para soportarlo o está activo demasiado tiempo. A esto se llama estrés negativo, y puede estar originado por peligros reales o también imaginarios.

Como el niño que se imagina que hay un monstruo dentro del armario o la persona que siente celos porque piensa que su pareja le está engañando con otra, aunque no tiene ninguna prueba de ello.

La causa de la ansiedad nunca se encuentra donde la estas buscando, y la solución tampoco. 

Desde la visión humanista, la enfermedad no es un problema que haya que solucionar. Es una expresión natural de nuestro organismo que nos intenta comunicar un mensaje.

Cuando nos desconectamos de nuestra naturaleza por algún motivo, entramos en un desequilibrio que nuestro ser intenta reequilibrar.

Si aprendes a escuchar tu cuerpo, tus emociones y tus pensamientos de forma consciente puedes interpretar esos mensajes de forma correcta y recuperar la salud perdida.

Puedes tomar conciencia de la causa original de ese desequilibrio y transformar tu vida desde la coherencia.

Por todo ello, el primer paso para sanar del exceso de estrés y ansiedad es dejar de luchar por curarte.

Ya se que suena loco.

Básicamente es lo contrario de lo que siempre nos han dicho.

Hay que luchar contra la enfermedad, hay que acabar con ella, resistir o morir… y todas esas cosas.

Cuando acompaño a cada persona en las sesiones y cursos, siempre parto de un mismo lugar: es necesario hacer una parada en el ritmo frenético del día a día para poder escuchar ese mensaje de nuestra mente, de nuestro cuerpo.

Es vital, detenerse por un momento y conectar con el Ahora. Preguntarse el “para que” me esta sucediendo esto, no el por qué.

El por qué siempre te lleva a la justificación o a culpar a otros del problema.

El para que te lleva a tu interior, a la función que tiene esa experiencia en tu momento presente, que necesidad está intentando cubrir.

Ahí es donde podemos comenzar el camino para llagar a la verdadera causa de esa ansiedad o estrés.

Aplica estas 3 claves para acabar con el estrés y la ansiedad. 

1# – Escucha tu biología, somos animales en constante evolución y adaptación.

Cualquier organismo biológico responde al entorno para adaptarse a él.

Y nosotros por muy civilizados que nos consideremos, seguimos siendo animales, mamíferos.

Como he mencionado más arriba, la evolución nos ha dotado de mecanismos de supervivencia muy elaborados para responder a los peligros de la mejor forma posible.

Normalmente, cuando el peligro desaparece, el organismo retorna a los niveles normales.

Pero, en muchas situaciones, los seres humanos después de una experiencia estresante, nos quedamos pensando “me he librado por los pelos”; o seguimos huyendo “por si acaso”, o cualquier otra opción que nos conecte con lo vivido.

Al mantener el pensamiento en lo que pasó o podría haber pasado, nuestro cuerpo sigue dando una respuesta fisiológica como si permaneciéramos en la situación de estrés.

Darse cuenta del origen de nuestra respuesta es el primer paso para que nuestro organismo pueda recuperar el equilibrio.

2# – Tu eres responsable de tus pensamientos: aprender a observarte.

Nuestra mente, a nivel inconsciente, no diferencia entre lo que es real y lo que es simbólico.

Seguro que alguna vez te has emocionado viendo una película, o has podido sentir excitación con el simple hecho de imaginar a una persona atractiva.

Eso quiere decir que los seres humanos podemos dar, también, una respuesta de estrés fisiológico sólo con imaginar una situación.

Por ejemplo, si tu pareja o hijo ha salido por la noche y dijo que volvería para las 12 y son la 4 y aún no ha vuelto, no contesta al móvil y su última conexión fue hace más de 5 horas… empiezas a tener la misma respuesta de estrés que podría experimentar una gacela frente al león.

Al creer que tus propios pensamientos catastróficos son verdad, tu cuerpo se activa para mantenerte a salvo.

Por eso es tan importante observar tus pensamientos, para que puedas aprender a diferenciar las interpretaciones de los hechos y así, comprender que eres partícipe de tu propia ansiedad.

Lo primero que puedes hacer, si te sientes con mucho estrés o ansiedad, es observar que pensamientos estas teniendo, cual es el diálogo interno y explorar si eso que te estás diciendo ya te lo has dicho anteriormente.

3# – Aumentar la conciencia es la clave para facilitar todo el proceso.

Todos los acontecimientos y experiencias que vivimos en esta realidad ponen de manifiesto constantemente la información que llevamos dentro.

Si nos produce estrés o ansiedad es porque seguimos reaccionando a las diferentes situaciones de la misma manera que lo hicimos en el pasado, o que lo hicieron nuestros ancestros.

Nuestra respuesta se corresponde a la misma emoción que vivimos en el pasado, aunque el escenario sea completamente diferente.

Gracias a personas como el Dr. Jon Kabat-Zinn, catedrático emérito de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachussetts y creador del Center for Mindfulness in Medicine, Health Care, and Society, podemos comprender más profundamente los mecanismos biológicos para disminuir el estrés y la ansiedad mediante la observación consciente de nuestro cuerpo y mente.

Afirma que la conciencia se aumenta “abrazando la realidad sin juzgar”.

Nos propone conectar con el momento presente para vivir en paz, es decir, observar nuestra realidad para conocer nuestra propia interpretación del mundo. Lo que en Bioneuroemoción llamamos “observar al observador”.

Conclusión: 

Tus pensamientos o diálogo interno están en sintonía con tu estado de salud. Lo que constantemente te dices tiene que ver con tus creencias y valores que aprendiste y heredaste de tu familia.

En Proyecto Aloha te acompañamos en tu proceso para el desarrollo de la conciencia de unidad.

Conocer la información que condiciona nuestra vida y que nos une a las personas de nuestro entorno y a nuestros ancestros nos da paz. Y esa paz, es el punto de partida para una mejor gestión de la ansiedad y el estrés.

Y en tu caso,

¿Cuál es tu mayor dificultad para acabar con el estrés y la ansiedad? ¿Ya aplicas alguna de estas claves?

Te espero en los comentarios…

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Responsable: LuisMorenoGiner-IraideRabadánAburto SC, siendo la Finalidad; envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailrelay ubicada en España, aquí puedes leer su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en info@proyectoaloha.com.

Acerca del Autor: Luis Moreno

En lugar de resignarme a un trabajo que no me llenaba, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. Gracias a cambiar mi percepción del mundo, disfruto de una mayor libertad emocional y ayudo a otras personas a recordar su esencia junto a la mujer que amo.

 Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestra guía: ¡Únete a la comunidad de los que eligen vivir con consciencia!

También te puede interesar…

¿Cómo afrontar el miedo a tomar decisiones?

Seguramente, en más de una ocasión hayas sentido el miedo a equivocarte cuando tienes que tomar una decisión. Incluso, puede que te resulte imposible tomar ciertas decisiones porque no sabes si serás capaz de afrontar sus posibles consecuencias. Este es uno de los...