El arte me llevó a descubrir mi pasión

por | Abr 10, 2018

Hoy quiero contarte un poco de mi historia: de cómo el arte me llevó a descubrir mi pasión en la vida.

Cuando era pequeña, me gustaba correr por la hierba, buscar grillos, pintar, y descascarillar las paredes de casa de mis aitites (abuelos en euskera), por placer. Dibujar con tizas en el suelo, escuchar el viento, y meter las manos en el saco de alubias recién desgranado.

Parece tópico, pero así fue mi infancia, con mucho olor a chimenea y poca tele. De hecho, me decían que me parecía a Heidi, y si no mira esta foto.

 

De pequeña mucha gente me dijo: ¡eres una artista!

Mi madre decía que era la niña de todas las casas, porque todos los adultos que tenía cerca querían llevarme a su casa. Al parecer, era muy bonita, muy buena y me decían: “a ti todo te sale bien”.

*NOTA: parece que esto es lo mejor que puede pasarte en la vida, pero cuando empecé el proceso interno que más adelante te contaré, me di cuenta de las dificultades que esto me ha generado.

Siempre me ha llamado la atención el Arte, y de tanto repetírmelo me empecé a preguntar:

¿Qué es ser una artista? ¿Qué es el Arte? 

Pasaron los años y me tocó decidir qué carrera iba a estudiar. Entonces me acordaba de cuando era pequeña y me hacían la típica pregunta: ¿qué quieres ser de mayor?

Y yo respondía: ¡pintora de brocha fina!

Pero al llegar a mi adolescencia me creí que no podía vivir del Arte, que no era capaz de vivir siendo una artista.

Me resigné, y en lugar de Bellas Artes estudié para ser Educadora Infantil, porque parecía un oficio más tangible y práctico.

Fue como tirar mis sueños por el wáter en un momento.

Muchas veces a lo largo de mi vida, he sentido que no encajaba en ningún sitio.

Así que, desde bien pequeña me cree mi propio universo, mi burbuja donde todos los sueños, todo lo que mi corazón creaba, era posible.

Pero me dí cuenta de que…

Lo que de verdad me aterraba era mostrarme tal cual era, y más aún: me di cuenta de que no sabía quien era.

Sentir que no podía hacer lo que me apasiona, darme cuenta del miedo que tenía a conectar con mi creatividad, a salir de la zona de confort establecida, y crear la vida desde lo que el corazón me decía.

“Nuestro miedo más profundo es que somos excesivamente poderosos”… “es nuestra luz y no nuestra oscuridad la que más nos atemoriza”. Marianne Williamson. Extraído del artículo: La valentía del mostrarse al mundo.

Durante muchos años he luchado con esta “utopía”, defendiéndome ante las personas que creía estaban rompiendo mis sueños, diciendo: “baja los pies a la tierra, la realidad es dura, y mientras antes lo aprendas menos sufrirás”.

La niña que jugaba a meter las manos en el saco de alubias o a pintar el suelo sin que nadie le dijera nada, se había esfumado.

Y en su lugar, apareció la “chica responsable”, la que pretende agradar a su padre y, en consecuencia, a todo el mundo. La que sólo se fija en las miradas de los demás para sentirse amada y valorada.

Vivir todo esto ha sido doloroso.

Pero ahora puedo decir en mi experiencia, que esto es tan solo una creencia.

Y sigo sintiendo dolor, rencor y rabia en algunos momentos, pero ahora puedo ponerme frente a frente, sentirlo y observarlo, para darme cuenta de que no soy eso.

Ahora tengo herramientas que me ayudan a abrazar lo que me gusta y no me gusta de mi misma. Y compruebo cuando lo hago, como mi realidad también se transforma.

 

En el fondo de mí, del latido de mi corazón, siempre he sabido que había algo más.

Y durante muchos, muchos años, me volvió la necesidad de encontrar respuesta a la pregunta: ¿qué es ser artista? ¿Qué es el Arte?

El Arte transforma la realidad.

Cuando tenía 20 años la vida me llevó a un taller de Arteterapia Humanista.

Era un encuentro de verano, una semana conviviendo con un montón de personas de toda España y de otros países, que no conocía de nada.

Un montón de talleres interesantes, mucha vida, mucha creatividad, mucha alegría.

Clown, danza contact, teatro, bodypainting, proyecciones, conferencias, risas, abrazos, conversaciones de madrugada, lágrimas…

Y entonces todo mi mundo dio un giro de 360º. De repente, la utopía estaba ahí, ante mí, y era real. Pude vivirla, tocarla, sentirla de nuevo.

Y entonces me sentí en casa.

Valórate por lo que Eres y no por lo que crees que debes ser.

De repente me di cuenta de que tenía la respuesta a esas preguntas que llevaba ahí tantos años:

¿Qué es el Arte? ¿Qué es ser artista?

Me daba igual si el arte tenía que ver con estudiar una carrera, o con exponer en un museo…

Me di cuenta de que sí, soy una artista. Una artista de la vida.

Cómo explicarlo con palabras…

  • ¿Sabes esa sensación de “estar en paz contigo misma”, de no tener que hacer nada extraordinario, de descubrir que dentro de ti hay un potencial inabarcable?
  • ¿alguna vez has sentido que eres libre de verdad?
  • ¿Que no necesitas nada más que lo que ya eres?
  • ¿O que puedes confiar en este instante presente, sin preocuparte, porque cada paso te es dado?
  • ¿Que tienes un espacio donde expresarte libre sin ser juzgada?

Me sumergí de lleno en la Arteterapia en la Escuela del Caminante, y por primera vez en mi vida me sentí parte de algo, empecé a salir de la burbuja, a crear la vida que realmente deseaba vivir.

Hay que dejar que cada cual se exprese según sus motivaciones internas“. Pina Bausch

Una única misión.

Así, me di cuenta de que mi misión era escuchar mis pasos, mi voz interior, confiar en mi corazón y ser yo misma en cualquier situación.

Y desde aquí, a acompañar a otras personas como tú, a conectar con su propio potencial, a conocerse a si mismas, y a descubrir sus propias herramientas para escuchar su propia voz.

Esta es una experiencia transformadora, que quiero compartir contigo. 

Darte la mano para que tú, si quieres, también puedas Ser la mejor versión de ti misma.

El mundo necesita Autenticidad, Honestidad, y mucha Creatividad.

El mundo necesita personas que confíen en si mismas, que se valoren y se muestren tal cual son.

Personas como tú que estás leyendo esto.

Porque si yo puedo hacerlo, tú también puedes.

Ahora, cuando acompaño a otras personas, veo en ellas su potencial, cuando todavía ellas no lo ven.

Me doy cuenta de que mis maestros han confiado más en mí, desde el principio, de lo que yo misma he confiado.

Sé que puedes vivir la vida de tus sueños.

Y esto, que parece muy grande, es tan sencillo como empezar a darte cosas buenas, a hacer lo que te gusta.

Rodearte de amigos con los que te sientas plena, disfrutar con una pareja con la que te sientas de verdad tú, mostrarte con tu familia tal cual eres, elegir trabajar en lo que te apasiona, etc.

Deja de hacer cosas por que “tienes que…” o “deberías…”, por compromiso, o porque no lo soportas, pero te dicen que no hay otra forma.

¡No es verdad!

“Si hacemos cosas que nos gustan, nos vamos acostumbrando a hacer cosas que nos gustan, nos gustan, nos gustan… y las cosas que no nos gustan se nos van olvidando hacer.” Abuela Margarita.

 

Sé que cada persona, tú también que estas leyendo, guardas en tu interior una caja de cerillas esperando a ser encendida, tu artista interior, tu ser genuino, esperando, el momento preciso para manifestarse, para desarrollar lo que has venido a hacer:

Vivir la obra de arte de tu vida, Ser tu propia obra de arte.

Y ahora es tu turno:

¿Ya sabes cual es tu pasión, qué has venido a hacer a este mundo? ¿Y si no es así, qué te lo impide?

No te quedes con las ganas y exprésate, sal de la burbuja.

Seguimos conversando en los comentarios.

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Responsable: LuisMorenoGiner-IraideRabadánAburto SC, siendo la Finalidad; envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailrelay ubicada en España, aquí puedes leer su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en info@proyectoaloha.com.

Acerca de la Autora: Iraide Rabadán

En vez de resignarme a un trabajo que no me satisfacía, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. He aprendido a escucharme y tomar responsabilidad de mi vida, te ayudo a Educar con consciencia y todo esto lo hago junto al hombre que amo. 

Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestra guía: ¡Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia!

También te puede interesar…

¿Por qué aprender a valorarte y a confiar es tan importante?

En este artículo voy a hablarte de por qué es tan importante: Aprender a amarte y a ser tú mismo sin condiciones. Empezar a darte un espacio para ti, para conectar con la parte interna de ti que sabe las respuestas a todas tus preguntas y malestares. Volver a conectar...

Los errores más comunes de las personas con baja autoestima

¿Cuales son los errores más comunes que nos impiden valorarnos y confiar en uno mismo; dejar de dudar, sentirnos libres para hacer lo que nos nutre y disfrutamos, y compartirlo con las personas que amamos? ¿Qué cosas te alejan de tu fortaleza interna, de vivir en paz,...