La coherencia emocional y cómo gestionar tus emociones en tiempos de crisis (parte 1).

(Tiempo de lectura: 5 minutos)

 

Hablamos de coherencia emocional cuando experimentamos un equilibrio entre lo que pensamos, sentimos y hacemos.

Vivir en coherencia parece imposible, y más, en tiempos de crisis. Pero, las crisis tienen una extraña virtud, y es que hacen que nos planteemos las cosas de otra manera, por más que nos duela. Y es en estos momentos, cuando aprender a gestionar tus emociones cobra mayor valor e importancia.

 

Te cuento algo muy simple, que me ayudó a comprender por qué es tan importante aprender a gestionar mis emociones:

Hace unos años, Luis y yo tuvimos la oportunidad de asistir a un encuentro con La abuela Margarita, en Elche. Ella es una mujer medicina de México con un gran corazón y sabiduría, y con una conexión enorme con la vida y la naturaleza.

Podríamos dividir el cuerpo en tres centros: cabeza, pecho y sexo, que se corresponden en ese orden con tu pensamiento, emoción y acción.

Ella contaba, cómo en esta sociedad hemos pasado mucho tiempo utilizando dos de los 3 centros, la cabeza y el sexo: de los pensamientos a la acción, y de la acción a los pensamientos, sin pararnos en el corazón, sin pararnos a sentir o a conectar con las emociones.

Además, hablaba de cómo hemos estado actuando así, sin una verdadera conexión emocional, y creando un mundo cuyo valor era la productividad y el pensamiento lógico-racional.

Hacer más y más, desconectados de un verdadero propósito, separados completamente de nuestro sentir, intuición y corazón. Lo que corresponde al sistema patriarcal.

Y así estamos.

De hecho…

 

Enfermamos cuando nuestros tres centros, “pensamiento-emoción-acción”, no están en coherencia.

 

Y es que, todo esto nos hace sentir perdidos, desconectados de nuestra naturaleza.

Es decir, hacemos una cosa, pensamos otra, y en el mejor de los casos, nos paramos a sentir. Digo “en el mejor de los casos”, porque existe la tendencia a cortar la emoción, y a no hacer caso a lo que estamos sintiendo.

Hoy en día, sabemos que esto no funciona más, y que no incluir las emociones, ni saber cómo gestionarlas , nos aleja del verdadero bienestar y de la coherencia emocional, conectándonos con la pérdida del sentido de vida.

 

“Hacer como que no pasa nada” no te lleva a la coherencia emocional, ni a vivir plenamente. Necesitas aprender a gestionar tus emociones. 

 

¿Aún sigues pensando que, hacer como que no pasa nada cuando te sientes triste, perdido, enfadada, aterrada… y meter todas esas emociones debajo de la alfombra para no verlas, va a hacer que desaparezcan?

Pues no, no desaparecen.

Más bien, todas esas emociones que estás sintiendo y evitas, permanecen en ti, durante años.

Incluso, siguen ahí, desde que eras niño. Y, aunque creas que no, están condicionando directamente tu momento de vida actual:

Ahora, concretamente, estamos viviendo un momento intenso de cuarentena por el coronavirus, una gran crisis mundial, en la que los estados nos obligan a quedarnos en casa.

De hecho, en España ya llevamos 4 semanas sin poder salir de nuestra casa, con lo que eso conlleva:

  • La convivencia intensa con la pareja e hijos,
  • No poder salir a caminar o hacer ejercicio,
  • El teletrabajo donde muchas personas han tenido que adaptarse rápidamente, o… quizá te has quedado directamente sin trabajo,
  • La desinformación y manipulación de los medios,
  • Y toda la contaminación de miedo y paranoia que queramos sumarle.

 

Aprender a gestionar tus emociones en este tipo de crisis.

 

Todo lo que cultivas se refleja en tu situación de vida. Te lo digo por mi propia experiencia personal.

En mi caso, ahora mismo me siento tranquila con esta situación del coronavirus.

Al principio, sentí miedo, y no quería verlo. No me creía que estuviera pasando esto, y que tuviéramos que quedarnos en casa.

Me dio miedo escuchar tantas noticias contradictorias, y no saber qué creer.

También, me sentí desilusionada ante la forma en la que funciona esta sociedad, y dónde quedan, de cara al estado, todas las formas sencillas, alternativas y tan beneficiosas que conocemos para acompañar esta situación.

Me puse a observar honestamente qué me movía todo esto, y descubrí un miedo muy intenso en mí.

Entonces, me di el espacio para observar y permitirme, ese miedo. Sentía que podía dejar que el miedo se expresara, en la medida que soltaba el control y me dejaba en la escucha y la confianza.

Ese miedo me mostró dónde estaba apoyando mi confianza, y me dio muchas claves importantes para mi camino.

En este momento, me siento muy a gusto en mi casa donde entra mucha luz natural, me siento feliz de convivir con Luis y de que nuestra relación sea honesta y nutritiva, y también siento que es una oportunidad para mí, este tiempo para enfocarme plenamente en Proyecto Aloha, lo que me hace sentirme satisfecha y presente.

Al mismo tiempo sé, que, si rechazo mis emociones, empiezo a tensarme y a sentirme mal, y van a estar ahí conmigo, hasta que las atienda, las transite y se puedan transformar.

Quiero decir que, atender tus emociones empieza por observarlas y aceptarlas.

Dejar que se expresen, dejar que te atraviesen, y quedarte ahí observando, respirandolas.

Así, es cómo te transforman, y hace que vivas una situación como esta desde el sufrimiento y la carga, o desde el Amor y la confianza plena, en coherencia emocional.

Así que, permíteme que te pregunte:

¿Cómo estás viviendo esta situación?

¿Qué emociones se te mueven?

¿Qué puedes hacer con todo esto que estás sintiendo? ¿o qué trabas aparecen?

Te animo a compartirlo en los comentarios al final de artículo.

Aquí te dejo, también, 5 pasos muy prácticos que pueden ayudarte a gestionar tus emociones para volver a la coherencia emocional.

 

El primer paso para la coherencia emocional: un ejercicio sencillo y práctico.

 

1. Cierra los ojos, respira profundo, y observa qué estás sintiendo. No te juzgues, tan solo obsérvalo. Inhala, exhala, y observa.

2. Quédate ahí unos minutos, sintiendo.

Sea lo que sea, está bien. No tiene que ser de ninguna manera, tan sólo observa.

3. Cuando hayas conectado con alguna emoción o sensación, quédate un momento sintiéndola, continua respirando y deja que se exprese. 

4. Y, poco a poco, cuando lo sientas, puedes ir abriendo los ojos y volviendo a este espacio.

 

¿Cómo ha ido? ¿Qué has sentido?

Puedes compartirlo en los comentarios al final de artículo. Escribirlo te ayudará a traerlo a este instante y a darle más espacio a tu emoción.

Y, si no tienes claro que has sentido, está bien. A veces, no sabemos qué estamos sintiendo, o sentimos varias cosas a la vez. Está bien también.

 

No te pierdas la segunda parte de este artículo…

 

La próxima semana, seguiré compartiendo contigo más acerca de cómo gestionar tus emociones en tiempos de crisis para cultivar la coherencia emocional.

No te pierdas la segunda parte de este artículo donde te contaré:

  • Qué te impide atender tus emociones como te gustaría.
  • Por qué los juicios son el mayor obstáculo para sentirte libre de expresar lo que sientes.
  • Y, cómo actuar cuando te sientes tan desbordada que ya no sabes ni que hacer.

También, te daré un pequeño tip para atender esta situación de miedo e incertidumbre que vivimos en estos momentos.

Hasta entonces,

Cuídate mucho y ¡date cosas buenas!

 

Un abrazo

Iraide Rabadán

 

Comparte en los comentarios

¿Ha sido útil para ti este artículo? Comparte con nosotros tus reflexiones, preguntas o dudas que te surjan. ¿De qué quieres que hablemos en las próximas publicaciones?

Te animamos a compartir, cómo estás viviendo esta situación, qué emociones se te mueven o qué trabas estás sintiendo.

Te leemos!

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Responsable: LuisMorenoGiner-IraideRabadánAburto SC, siendo la Finalidad; envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailrelay ubicada en España, aquí puedes leer su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en info@proyectoaloha.com.

Acerca de la Autora: Iraide Rabadán

En vez de resignarme a un trabajo que no me satisfacía, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. He aprendido a escucharme y tomar responsabilidad de mi vida, te ayudo a Educar con consciencia y todo esto lo hago junto al hombre que amo. 

Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestras guías: ¡Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia!

También te puede interesar…