La educación emocional ha cambiado las reglas del juego en el tercer milenio

por | Mar 16, 2018

Desde que somos pequeños nos enseñan a leer, a escribir, a vestirnos y asearnos, pero ¿qué pasa con las emociones?

Durante siglos, se han considerado poco o nada importantes para comprender el funcionamiento del cuerpo humano.

Se consideraba que el cuerpo era algo así como una máquina que había que arreglar cuando se estropeaba.

Pero, ahora que tenemos mayor tecnología para medir las respuestas fisiológicas a las emociones, somos cada vez más conscientes de su importancia.

Ahora comenzamos a entender que todo esta interconectado, y que las emociones lo afectan todo, desde nuestra salud física hasta nuestro cociente intelectual, la forma en que nos relacionarnos con los demás, cómo tomamos las decisiones o nuestra creatividad.

Aprendemos a cuidar nuestros cuerpos con la higiene física, pero ¿qué hay de la “higiene emocional”?

Guy Winch es doctorado en psicología por la Universidad de Nueva York (NYU) y miembro de la American Psychological Association (APA). En su charla TED señala todos vamos al médico si tenemos malestar persistente o síntomas de alguna enfermedad.

En cambio, no vamos a consultar a un profesional cuando sentimos dolor emocional: culpa, pérdida, soledad.

Nos recuerda que no tenemos por qué gestionar por nuestra cuenta las emociones que sentimos y nos invita a aprender “higiene emocional”.

Señala que:

“hace 100 años, la gente comenzó a practicar higiene personal y la tasa de esperanza de vida aumentó en más del 50% en apenas unas décadas. Creo que nuestra calidad de vida podría aumentar de forma igual de drástica si todos empezamos a practicar higiene emocional”.

Y se pregunta:

“¿Se imaginan cómo sería el mundo si todos fuéramos psicológicamente saludables?”.

Cuidar nuestras emociones aumenta nuestra calidad de vida y, como consecuencia, nuestra salud.

En la educación tradicional no se ha ayudado a las personas a educar las emociones, a comprenderlas y a transformarlas.

¿El resultado?

Multitud de problemas de salud, muchos de ellos de origen emocional.

Por no hablar de las emociones bloqueadas, reprimidas e incomprendidas que afectan de forma negativa nuestro cuerpo y mente.

Lo bueno es que todo esto tiene fácil solución:

Ayudar a las personas, desde la infancia y en la edad adulta, a comprender y gestionar sus emociones.

Esta es la “gran misión” que tenemos en Proyecto Aloha, conectar con el artista interior para crear tu propia realidad desde la emoción, la inspiración y la creatividad.

La educación emocional es una gran llave para alcanzar la libertad.

La escritora y filósofa Elsa Punset nos recuerda que gracias al trabajo de neurocientíficos como Joseph LeDoux, “hemos empezado a entender que de la misma forma que podemos educar las habilidades cognitivas más racionales, como memorizar, aprender, pensar, discriminar…,

también podemos entrenar las emocionales, todo forma parte de la inteligencia, aprender a ser más perseverante, a motivarse, a conocerse mejor, a relacionarse mejor con los demás a tener más pensamiento crítico.

Todo esto son habilidades que antes pensábamos que eran innatas, entonces el primer gran descubrimiento es que razón y emoción funcionan a la vez y hay que educarlas. No es una moda, es una descripción mucho más realista del cerebro”.

Desde esta visión más humanista, educar las emociones se ha convertido en la llave que nos faltaba para vivir de forma plena y en libertad.

Ahora, podemos integrar las emociones en la educación y el desarrollo de las personas, desde la infancia y, también en la edad adulta.

Es más importante que nunca, que cada uno aprendamos a escuchar nuestras emociones y a comprender su mensaje, para aprender a perdonar los resentimientos guardados y soltar el sufrimiento de una vez.

No tiene sentido querer dejar de sentir las emociones que se nos presentan e intentar que lo de fuera cambie para que nos sintamos en paz.

El mundo que vemos afuera es un reflejo de nuestro estado interior.

Por eso enseñamos, que la transformación más importante sucede cuando dejas de culpar a los demás, aunque sólo sea por un instante, y observas cómo tus pensamientos y emociones crean tu propia experiencia de la realidad.

Ahí es donde puedes tomar responsabilidad para vivir un verdadero cambio que te abra la puerta para alcanzar la libertad.

Aprender en un espacio emocionalmente preparado mejora considerablemente nuestras posibilidades de éxito.

Cada vez esta más demostrada la importancia de la gestión emocional equilibrada para que las personas crezcan desarrollando su máximo potencial, tanto a nivel personal como profesional.

En este sentido, es preciso destacar que ya existen programas específicos en escuelas que combinan la educación racional con los aspectos emocionales. Y eso es una muy buena noticia.

Por ejemplo, la Diputación de Gipuzkoa, País vasco, ha elaborado un programa de educación emocional para la escuela pública.

Su finalidad es lograr que el alumnado al acabar su proceso de formación académica, haya adquirido también, competencias emocionales que le permitan aumentar su nivel de bienestar personal y convertirse en personas responsables, comprometidas y cooperadoras.

El profesor David Yeager de la Universidad de Austin- Texas señala que “los distintos programas que inciden en los resultados socioemocionales crean climas y mentalidades que ayudan a las personas a lidiar con más éxito con los desafíos que se encuentran”.

Tanto Iraide cómo yo, nos hemos formado en la educación establecida por nuestra sociedad, pasando por varios colegios, institutos y la universidad.

Pero, la verdadera transformación ha venido cuando nos hemos educado en las emociones, acompañados de otras personas que han transitado sus propios obstáculos y miedos, y que han decidido ayudar a otros a conseguirlo.

Cuando alineas tus emociones con tus pensamientos y acciones, es cuando la vida se llena de significado y puedes vivir una vida de la máxima calidad.

Dialogar con el corazón: el secreto para conectar con tu inteligencia emocional y llevar una vida equilibrada.

El ser humano es un ser social.

De pequeños aprendemos imitando a los adultos, tanto si son personas reactivas como si son personas conscientes de las emociones que sienten.

Es decir, las emociones siempre se educan.

En Proyecto Aloha te proponemos enseñar las emociones desde la conciencia para que podamos crecer comprendiendo y regulando nuestro estado emocional.

Vivir las emociones de forma consciente.

Entrenar la escucha activa de nuestros estados internos para poder encontrar el equilibrio y vivir en coherencia.

Esto es lo que nosotros llamamos dialogar con el corazón, escuchar a tu Artista interior para crear la vida que mereces.

Así podremos incidir en el bienestar de todos los ámbitos de tu vida.

Estoy segura que tienes mucho que aportar

¿Cuáles son tus mayores dificultades para ser tú mismo? ¿Has probado a ser autentico a pesar del que dirán? ¿Ya has experimentado lo liberador que es aceptarte tal como eres?

Te espero en los comentarios…

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Responsable: LuisMorenoGiner-IraideRabadánAburto SC, siendo la Finalidad; envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailrelay ubicada en España, aquí puedes leer su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en info@proyectoaloha.com.

Acerca del Autor: Luis Moreno

En lugar de resignarme a un trabajo que no me llenaba, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. Gracias a cambiar mi percepción del mundo, disfruto de una mayor libertad emocional y ayudo a otras personas a recordar su esencia junto a la mujer que amo.

 Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestra guía: ¡Únete a la comunidad de los que eligen vivir con consciencia!

También te puede interesar…

Miedo a la soledad: del silencio interno al apoyo social

El miedo a la soledad es un sentimiento común y habitual, hoy en día, en muchas personas. Sin embargo, la mayoría de la gente no se pregunta sinceramente: ¿Qué es la soledad? ¿Dónde se origina ese sentimiento? ¿Qué es realmente estar o sentirse sol@? Yo,...

Esta es la clave número 1 para dejar de sentirte juzgado

¿Te da miedo lo que piensen los demás de ti y te limitas? ¿No crees en ti ni en tus capacidades porque sientes que te han juzgado tantas veces que ya desconfías de ti? ¿Crees que siempre hay alguien juzgándote y te pones a juzgar tú también? Hoy voy a compartir...