Cómo manejar el exceso de información para que no te maneje él a ti.

 

Tiempo de lectura: 5 minutos

Hoy quiero hablarte sobre el exceso de información que estamos teniendo últimamente, sobre la tendencia a estar con la atención hacia fuera todo el tiempo (en las noticias, los mensajes, internet, etc.), y lo difícil que resulta mirar dentro y estar con uno mismo, permanecer en tu centro.

 

Me doy cuenta del exceso de información en el que nos movemos, y más últimamente, con esto de estar en casa:

Miles de actividades a nuestro alcance, entrevistas online, encuentros grupales, películas gratis… y un montón de propuestas más.

Quizá, muchas de ellas son muy interesantes, pero pueden hacerte perder el foco y agobiarte más, porque… aunque quieres, ¡no te dan las horas para hacerlo todo!

Todo esto, me ha hecho plantearme estos días, la importancia de cuidar el contenido que ofrecemos en Proyecto Aloha, para no hacerte perder el tiempo, ni fomentar la dispersión.

Creemos que “Menos es más” y nos hemos propuesto llevarlo a cabo.

También, me hace reflexionar sobre lo importante que es mirar dentro de un@ mism@, volver a poner el foco en que, no por que hagamos más cosas, vamos a ser más felices.

El escritor y diseñador Graham Hill, cuenta en una de sus charlas TED: “Tal vez vivir con menos nos hace sentir mayor libertad. Hagamos espacio para las cosas buenas”. 

En su charla “Menos cosas, más felicidad”, se centra en las cosas que poseemos, las cosas materiales. Pero, yo siento que lo mismo pasa con la información que manejamos en nuestra mente, con nuestras creencias, sensaciones y emociones.

Viene muy bien vivir con menos de esto también, y hacer limpieza interna regularmente.

Por ello, te animo a reflexionar sobre:

– ¿Dónde estás poniendo tu atención estos días?

– ¿Tu atención está puesta todo el rato en lo que pasa fuera? ¿vas y vienes?

– ¿O estás escuchando qué necesitas realmente en este momento, y en tu camino de vida?

 

El exceso de información me aleja de mi centro, ¿qué hago para no perder el foco en lo que de verdad es importante para mí?

 

Hoy en día, es muy fácil dispersarse con cualquier cosa: las redes sociales, los whatsapp, los emails que llegan y no abres nunca, lo que te dice el vecino, tu pareja, tu madre…;

¡Incluso, los cursos de desarrollo personal!

Hay tantos y parecen tan interesantes todos: “ahora este, ahora lo otro, ahora lo de más allá…”, quieres hacerlos todos.

A mi, sinceramente, también me pasa esto, y me dispersa mucho.

Pero, aunque parezca que necesito hacer muchas cosas, hacer menos y bien elegidas me ayuda mucho más.

Y, me gusta llamarlo el arte de aprender a elegir…

Por eso, me he dado cuenta de que cada día necesito parar un momento para volver a mi centro, respirar lo que estoy sintiendo, y desde ahí elegir, desechar, soltar, o incluso buscar medios para que me llegue menos información.

(Pueden ser 10 min, media hora, una hora, o lo que puedas cada día).

 

Además de esto, aquí te comparto algunas cosas que me resultan útiles y que puedes hacer, para paliar el exceso de información:

 

– Apagar la tele o la radio.

– Estar en silencio sin música, y observar qué sonidos escuchas (pájaros, ruidos de la casa, el viento…)

– Salir de grupos de whatsapp que no te interesan, y estar sólo en aquel que quieras, incluso hacer limpieza de “contactos” de vez en cuando.

– Seguir sólo a una o dos personas que te ayudan a enfocarte en tu propósito.

– Centrarte en una sola cosa, formación o curso hasta terminarlo.

– Hacer limpieza de notas, fotos, vídeos que te llegan, a menudo.

– Y si no quieres que te envíen cosas, puedes poner el límite y decir: “Gracias por la información, pero no quiero que me envíes más cosas. Seguro que es muy interesante, pero no tengo tiempo de verlas.”

– Desactivar las notificaciones del móvil, Facebook, etc.

– Elegir una cosa que de verdad te interese, que te haga feliz, y enfocarte en ella.

– Pasar unas horas de ayuno, comiendo sólo cuando tu cuerpo te lo pide.

– Si hay varias cosas que te interesan de verdad, anótalas en una lista para tenerlas localizadas. Y si no lo miras en un mes, suéltalas (seguro que no te interesaban tanto).

– Y lo más importante: ¡no te olvides de respirar y dejarte espacios para conectar contigo!

(Aquí te dejo un articulo muy útil si necesitas atender tu respiración y no sabes cómo, escrito por del Dr. Karmelo Bizkarra, director del Centro de Salud Vital Zuhaizpe: Respirar para vivir.)

¿Hay algo que no haya mencionado que te sirve a ti?

Compártelo abajo en los comentarios, que seguro que nos viene genial a todos.

 

El exceso de información también afecta a nuestras emociones, e influye en las decisiones que tomamos. 

 

Seguro que estos días recibes muchas noticias contradictorias. Nosotros estamos recibiendo mucha información por diferentes medios, y no es fácil gestionarlo.

De hecho, a veces también nos perdernos entre tanto estimulo.

Además, cada noticia, vídeo, conversación, etc. nos mueve emociones como rabia, miedos, frustración, alegría, inseguridad…

Y hace falta tiempo para digerir tanta información, y tanta emoción moviéndose.

Cuando estamos con la atención puesta en lo que pasa fuera, es muy fácil que los miedos se disparen, y que nos sintamos inseguros.

Por eso, es tan importante la práctica de despertar la mirada y la escucha interior, porque te ayuda a reconectar con tu verdadero poder, a estar presente, y a atender esas emociones y pensamientos que te impiden ver con claridad lo que necesitas en este momento.

Además, esto facilita que puedas sentirte más conectado contigo mismo, y que puedas volver a sentir calma, tranquilidad, y confianza.

Por eso, ante el miedo y la incertidumbre: PARAR para volver a tu centro.

Viene muy bien practicarlo cada día, como lavarte los dientes, o darte una ducha.

Darte un espacio para ti cada día, para dejar los estímulos externos por un momento, sentir tu respiración y observar:

– ¿Qué emociones se están moviendo?

¿Qué pensamientos me vienen a la cabeza? ¿cómo está mi mente, está agitada?

– ¿Cómo está mi cuerpo? ¿Siento tensión, nervios?

Se trata de estar en la observación, sin intentar cambiar nada de lo que estoy pensando o sintiendo.  Tan sólo, observarlo, respirarlo. Dejar que se exprese, y salga.

¿Quieres intentarlo?

Apóyate en tu respiración, en el aire entrando y saliendo de tu cuerpo.

Te invito a hacer este ejercicio:

 

AUDIO para soltar el exceso de información: Bajar los miedos a tierra, los pensamientos y las emociones.

 

Te propongo este ejercicio para bajar los miedos a tierra, los pensamientos y las emociones, y que puedas tomar contacto contigo.

Es muy sencillo, sólo busca un lugar donde te sientas cómod@ y puedas estar sol@.

Descálzate y quédate de pie.

Dale al play y cierra los ojos.

Puedes quedarte todo el tiempo que necesites una vez termine el audio.

 

 

Tomar contacto con tu cuerpo, con las plantas de tus pies sobre el suelo ayuda mucho a volver al presente.

De hecho, es un anclaje para volver a chequear cómo te estás sintiendo, qué pensamientos se te disparan, qué fantasías y miedos aparecen.

Esto ayuda a que, el miedo a tomar decisiones desaparezca, porque estás escuchando lo que necesitas, con claridad.

Y también, para que puedas darte cuenta de tu momento real, de dónde estás, a través de tu propia respiración, y conectar con ese lugar dentro de ti, de calma y poder interno.

¿Qué tal te ha ido? Nos encantaría saber cómo te has sentido con este ejercicio:

 

Cuéntanos en los comentarios si te ha sido útil, qué has sentido, qué dificultades han aparecido…

No subestimes el poder de lo pequeño, recuerda que lo que marca la diferencia es practicarlo.

¡Adelante!

 

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Responsable: LuisMorenoGiner-IraideRabadánAburto SC, siendo la Finalidad; envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailrelay ubicada en España, aquí puedes leer su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en info@proyectoaloha.com.

Acerca de la Autora: Iraide Rabadán

En vez de resignarme a un trabajo que no me satisfacía, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. He aprendido a escucharme y tomar responsabilidad de mi vida, te ayudo a Educar con consciencia y todo esto lo hago junto al hombre que amo. 

Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestras guías: ¡Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia!

También te puede interesar…