¿Piensas en exceso? Rescata tu lado más creativo, emocional e intuitivo: tu hemisferio derecho.

por | Jun 13, 2018

¿Necesitas tener tu vida bajo control para que todo salga bien pero sólo consigues cansarte o frustrarte?

¿Piensas las cosas mil veces y te resulta imposible lanzarte y actuar?

¿No te atreves a hacer lo que te dice tu corazón porque estás pensando en cómo será el resultado correcto, o “en no cagarla”. 

¿Sientes que ser feliz es difícil y no sabes cómo salir de tu zona de confort?

Pues hoy he escrito este artículo para animarte a que pases ya a la acción, y conectes con tu lado más creativo, emocional e intuitivo.

Además, más abajo te propongo un reto con 3 dinámicas para que elijas una de ellas y te pongas ya mismo a la acción.

¡fuera excusas!

Y lo mejor, es que no necesitas nada externo a ti, sólo tomar conciencia de que hay una parte de ti, que quizá no estés aprovechando al máximo.

Tú eres mucho más que lo que dice tu pensamiento racional.

Nos hemos dado cuenta, a través de nuestro propio proceso de autoconocimiento, y de las personas que asisten a las sesiones y talleres, de la gran importancia que le damos a nuestro pensamiento lógico y racional:

  • le das vueltas y vueltas a un problema intentando encontrar la respuesta perfecta que nunca llega,
  • siempre piensas por qué razón hacer esto o para qué sirve esto otro,
  • justificas comportamientos que en el fondo sabes que no deseas,
  • piensas que si no lo ves no lo crees, y desconfías de ello,
  • necesitas pruebas científicas que demuestren lo que estás sintiendo,
  • te centras en el resultado, qué vas a obtener tú con esto, y te olvidas de lo que estás experimentando en este momento.

He de aclarar, que no estoy diciendo que “pensar” sea malo, de hecho, también lo necesitamos. Lo que estoy diciendo es que el equilibrio es esencial para nuestro bienestar.

El problema viene cuando piensas en exceso y eso te impide vivir plenamente, presa del tiempo, de interpretaciones y fantasías, y de una gran rigidez y control sobre tu vida.

Lo que hace que, en demasiadas ocasiones, el miedo se apodere de ti, y te paralice, o en su defecto, vivas una vida automatizada.

Sin embargo, existe una parte de ti que puede ayudarte, que quizá estés obviando y que tiene mucho que ver con tu hemisferio derecho del cerebro.

Los dos hemisferios del cerebro y sus principales diferencias

Para ponerte en contexto voy a hablarte de los hemisferios cerebrales.

Y es que, tienes dos hemisferios, el derecho y el izquierdo, que están conectados entre si por el cuerpo calloso en el centro del cerebro.

En condiciones normales, ambos hemisferios deberían comunicarse para funcionar de forma complementaria.

Pero, actualmente y debido a diversas causas, vivimos un exceso del uso más “racional” del cerebro. 

Para que puedas comprender mejor que no eres sólo “un ser humano que piensa y razona” voy a explicarte las características de cada uno de ellos brevemente, y así podrás comprender por qué el hemisferio derecho te ayudará a reconectar con tu potencial creativo innato:

Los dos lados del cerebro

1# El hemisferio izquierdo

  • Tiene que ver con tu parte racional, lógica y analítica.
  • Piensa lineal y metódicamente.
  • Se encarga de razonar y separar la información.
  • Se fija en los detalles, categorizando la información, organizándola y asociándola con todo.
  • Pone la atención en el pasado y en el futuro.
  • Se centra en el fin, en los objetivos.
  • Es la voz interna que te dice: “Yo soy X”, lo que te convierte en algo separado de los otros.

2# El hemisferio derecho

  • Se ocupa del momento presente, del aquí y el ahora.
  • Piensa en imágenes y aprende quinestésicamente a través del cuerpo y los sentidos, de la metáfora, y de la conexión con el inconsciente.
  • Expresa tu parte intuitiva, creativa, espontánea y emocional.
  • Se centra más en el proceso que en el resultado.
  • Y también toma conciencia de lo que no se ve, de una percepción más sutil.
  • Unifica en lugar de separar, tomando conciencia de que somos seres conectados entre sí, y de que en este momento somos perfectos, completos y bellos.
  • Un artista, por ejemplo, utiliza más estas funciones del cerebro, y también los niños en sus primeros años de vida.

A través del hemisferio derecho somos capaces de integrar nueva información y estimular a nuestro niño interior. Las dos partes del cerebro, Enric Corbera Institute

¿Es mejor un lado del cerebro que otro?

Como ya he dicho antes, cada hemisferio tiene su función, no hay uno mejor que otro, sino que se trata de equilibrar ambos para que puedas experimentar todo tu potencial interno.

Si observas la sociedad en la que vivimos,

¿puedes ver cómo hemos volcado nuestra atención en exceso a este hemisferio izquierdo?

Esto hace que:

  • Te centres más en obtener resultados
  • Te quedes atrapada en el pasado o futuro
  • Pienses tanto que te desconectes de tus emociones
  • Vivas con prisa sin saber hacia dónde vas
  • Etc.

Por ello, es esencial volver a poner atención en esa parte de ti que has dejado más de lado: tu inteligencia emocional, tu intuición, tu creatividad… para:

  • Hacer tu vida más amable y fluida
  • Empezar a conocerte más a ti mismo
  • Descubrir más sobre ti, capacidades que creías que no tenías
  • Y, sobre todo, poder vivir más libre, conectando con los propios recursos y herramientas que se encuentran dentro de ti.

Y por ello…

¡Te propongo un reto!

¿Qué tal si dejas descansar unos minutos tu cabeza, y te regalas un momento para ti, sin explicaciones, exigencias o pensar en hacer nada concreto?

¿Qué tal si te das un espacio para experimentar con tu hemisferio derecho, esta escucha, creatividad e intuición?, esta voz interna que te dice:

Vive este instante presente,

obsérvalo sin juicios,

reconecta con tu potencial interno natural.

 

Te propongo tres dinámicas muy sencillas, para que elijas una y la lleves a cabo ya mismo.

Elige un día de esta semana y ponte a experimentar.

No dejes que la pereza, o la sensación de que esto no sirve para nada te invada.

¡Simplemente hazlo, y empieza a experimentar los beneficios por ti misma!

¿Preparada? ¿Cuál vas a elegir?

1# – Escribe sin lógica

Nada más despertarte por la mañana, date 10 minutos, coge un papel en blanco y escribe de forma automática, sin pensar y sin levantar el bolígrafo, hasta que sientas que no tienes nada más dentro.

(Recuerda, no busques que tenga lógica o sentido, sólo escribe lo que te salga).

Si quieres puedes repetirlo cada día durante 7 días seguidos.

2# – Pinta sin buscar un resultado

Coge una cartulina blanca, y unas pinturas, las que quieras. Di a todos en casa que necesitas 30 min para ti, ponte música si te apetece y sólo, ¡deja que tu mano pinte!

Al final, puedes ponerle un título corto, lo primero que te salga. Observa, lo que te pasa por la cabeza y deja que se vaya. Date cuenta de si emites algún juicio hacia ti misma y suéltalo.

No se trata de pintar bien o mal, sólo de pintar!

3# – Baila escuchando tu cuerpo

Encuentra un espacio en tu casa, mueve alguna mesa, lo que necesites.

Pon una música que te guste, y date 30 minutos para mover el cuerpo sin pensar. Empieza si quieres en el suelo, y ve escuchando donde quiere moverse tu cuerpo, que parte, a qué ritmo, etc.

No lo pienses, siéntelo. Se trata de escuchar tu cuerpo, deja que él te mueva a ti, ¡y disfruta de tu propia danza!

los dos hemisferios del cerebro

Atención!

Si una voz te dice:

“no puedo hacerlo, yo no sé hacer esto”,

o “vaya tontería, esto no sirve para nada”…

…tú, ni caso!

Ponte en la acción y vive la experiencia.

Estas claves pueden ayudarte:

  • No te juzgues
  • Siente y escúchate
  • Observa tus pensamientos, sensaciones… que te impiden disfrutar del presente y reconectar con tu intuición y creatividad natural.

Cuando hagas la dinámica que has elegido, puedes contarnos tu experiencia en los comentarios al final del artículo, o escribirnos un email.

Nos encantará conocer tu experiencia, y seguro que a los demás lectores también!

¿Aún piensas, para qué sirve esto?

En una charla fascinante y espectacular de TED, la Dra. Jill Bolte Taylor, neuroanatomista estadounidense que a finales de 1996 sufrió un derrame cerebral del cual tardó en recuperarse 8 años, explica las diferencias entre los hemisferios del cerebro humano y nos invita a percibir al mundo de una manera diferente.  

Durante la mañana del ictus, cuando la Dra. Taylor ya se había dado cuenta de que estaba viviendo la experiencia únicamente desde el hemisferio derecho, experimentó una claridad y lucidez que le llevaron a afirmar:

Somos seres hechos de energía, conectados entre sí mediante la conciencia de nuestros hemisferios derechos, como una familia humana. Y, en este lugar, en este momento, somos hermanos y hermanas en este planeta, estamos aquí para hacer del mundo un lugar mejor. Y, en este momento, somos perfectos, completos y hermosos.

Nos lo cuenta en primera persona, desde su propia experiencia vivida, y es realmente espectacular. Por lo que, si quieres profundizar en este tema, no te pierdas su charla.

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Acerca de la Autora: Iraide Rabadán

En vez de resignarme a un trabajo que no me satisfacía, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. He aprendido a escucharme y tomar responsabilidad de mi vida, te ayudo a Educar con consciencia y todo esto lo hago junto al hombre que amo. 

Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestra guía: ¡Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia!

También te puede interesar…