Tu único propósito de vida esta más cerca de lo que crees

por | Mar 21, 2018

¿Cuál es el propósito de mi vida? ¿Cuál es mi función en este mundo? Estas son algunas de las preguntas que muchos nos hacemos y nos hemos hecho desde el inicio de los tiempos.

Lo más interesante de esto, es que se puede responder de diferentes maneras según el punto de vista desde donde lo estemos enfocando. Es decir, cada persona puede encontrar su verdad según el momento en que se encuentre.

Pero ¿cómo puede ser esto posible?

Al igual que tu cuerpo físico tiene varias capas de tejidos y órganos que se superponen, la realidad tiene varios niveles de conocimiento y comprobación.

Permíteme que me explique…

Hablar de un único propósito en la vida suena como algo muy grande, lo sé.

Por eso voy a exponer la idea hablando de 3 conceptos interconectados entre sí:

  • Tus Talentos
  • Tu Pasión
  • Tu Función o Propósito de vida

Vamos a empezar por eso que haces mejor que la mayoría de personas con las que te relacionas:

Te lo aseguro, tú también tienes talento, es lo que te hace único.

¿Cuál o cuáles son esos talentos que te diferencian del resto y se te dan mejor que a la mayoría de las personas en tu entorno?

Desarrollar tus talentos te puede ayudar a conocerte mejor a ti mismo, y conectar con un mayor potencial para vivir la vida que deseas.

Tus talentos están en armonía con tu naturaleza energética y, cuando dedicas el tiempo necesario para entrenarlos y realizar un servicio a otros desde esos talentos, es más fácil vivir en coherencia.

Es esencial aprender a vivir y trabajar en armonía con tus talentos y tus capacidades innatas para poder realizar la función que dará sentido a tu vida.

Sólo cuando conectas con tu poder creativo y lo desarrollas estás en disposición de sostener una felicidad duradera.

Por tanto, desarrollar los talentos te puede ayudar a perfeccionar tus capacidades de forma más efectiva y a conseguir los recursos que necesites en tu camino de autorrealización.

Y si además entrenas tu atención plena mientras lo haces, aumentará tu presencia y, con ello, tu calidad de vida.

En el blog de Pilar Jericó puedes leer este interesante artículo sobre las claves para desarrollar nuestro talento.

Otro paso para cumplir tu propósito de vida es: descubrir tu pasión original.

Aquí no hablo de la típica pasión sensual o emocional, aunque tienen un origen común con la pasión a la que me refiero.

Estoy hablando de la pasión que hace latir tu corazón cada instante de tu vida.

Esa pasión que enciende la chispa de tu energía interior y mantiene prendida la llama de tu fuego interno.

Una vez que experimentas una pasión así, no hay marcha atrás.

Entonces:

  • ¿Qué es lo que hace latir tu corazón?
  • ¿Qué es eso que te hace perder la noción del tiempo?
  • ¿Cuál es esa actividad en la qué te quedas totalmente inmerso y que te hace realmente feliz?

Estoy seguro de que sabes a que me refiero.

De una u otra manera, todos hemos experimentado en algún momento de nuestra vida un entusiasmo exagerado, una alegría intensa que nos hacía vibrar cuando estábamos realizando algún acto específico.

En mi caso, por ejemplo, siento una gran pasión por ver, escuchar y leer historias.

Sobre todo, lo que más me apasiona es aprender de esas historias, ver el mensaje más profundo, la simbología, las emociones que me despierta, comprender mi propia relación con esa historia y cómo puede ayudarme a ser más auténtico y completo.

Pero, cuando mi corazón realmente se encendió de pura pasión, fue cuando descubrí que la mayor historia de la que podía aprender es la historia de mi propia vida.

Cuando descubrí que en el centro mismo de mi propia experiencia, en mi esencia, se encuentra la respuesta a todas mis preguntas.

Por eso, ahora acompaño a otras personas a conectar con su centro, con lo que en Proyecto Aloha llamamos el Artista Interior, para despertar la energía creativa que nos lleva a vivir la vida que merecemos.

Nosotros no pretendemos enseñar nada nuevo, más bien mostramos las resistencias y obstáculos que hemos encontrado en nuestro propio camino para que te des cuenta de lo que no te sirve y lo dejes ir de una vez.

Así nos vamos liberando de las limitaciones autoimpuestas (inconscientes), y eso nos permite disponer de mayor energía para manifestar una realidad más satisfactoria, más acorde a nuestra naturaleza original.

Para saber nuestro propósito de vida, primero tenemos que saber quiénes somos.

Una de las cosas que más me sorprendió cuando estaba estudiando la carrera de Biología, es que los propios expertos y profesores no se ponían de acuerdo sobre la definición de la vida.

Incluso algunas de las definiciones de vida que tienen los científicos se contradicen entre sí.

Es una locura pensar que se puede estudiar la vida como algo externo al observador que la está estudiando.

Es decir, el humano que analiza la vida intentando comprenderla, también es un ser vivo con sus creencias, emociones y hábitos.

Por lo tanto, es inútil intentar comprender la vida como algo externo a nosotros, como si nuestra percepción de la realidad no tuviera nada que ver con nosotros como observadores.

Desde pequeños, nos han enseñado a identificarnos con una imagen mental de lo que creemos ser.

De hecho, nacemos dentro de una sociedad y una familia con sus sistemas de creencias bien definidos.

La mayoría de las veces, sistemas de creencias limitantes, rígidos, castrantes, cerrados.

Nos percibimos como seres separados los unos de los otros, delimitados por cuerpos llenos de debilidades y necesidades primitivas, inmersos en un ciclo de vida y muerte, víctimas de las circunstancias externas.

En cambio, los grandes sabios de la historia cómo Jesús, Buda, Lao Tse, Hermes Trismegisto, Rumí; mostraron con su propio ejemplo de vida que todo está conectado, que todos somos uno.

También la física cuántica, últimamente, ha demostrado que existe una red de energía consciente que mantiene todo el universo conectado y en continua comunicación.

Esto es lo que los físicos cuánticos llaman “el campo unificado” o “la matriz de la vida”.

Y lo que más fascina a estos científicos, es que se han dado cuenta de que este campo de energía esta completamente interconectado en todo el cosmos y que existe una comunicación consciente entre cada una de sus partes.

Esto lo cambia todo, y te voy a exlicar por qué.

Pintura realizada por Alex Grey

Es necesario un cambio de percepción para encontrar tu propósito de vida.

Cuando nos percibimos a nosotros mismos como seres separados de todo lo que observamos, creemos que algo externo a nosotros puede hacernos daño en cualquier momento o destruirnos.

Vivimos en una constante situación de supervivencia, que nos mantiene alternando entre los comportamientos de “defensa y ataque”.

Sin embargo, si todo está conectado por una red de energía consciente de sí misma, como afirma el físico y activista cuántico Dr. Amit Goswani, la ciencia y la espiritualidad ya han encontrado un punto de unión que explica claramente la existencia de Dios o la Fuente creadora de la Vida.

Por eso, en Proyecto Aloha nos centramos en recordar quien realmente somos y expandir ese conocimiento.

En ir más allá de los obstáculos mentales que hemos puesto entre esa imagen limitada de lo que creemos ser, y nuestra verdadera naturaleza.

Ese es el Arte de ser uno mismo.

Eso es vivir desde la esencia.

Pues, en nuestra esencia ya somos seres completos, libres y llenos de felicidad.

No se trata de practicar métodos, técnicas y estrategias para añadir algo que nos falta y conseguir, algún día, la tan ansiada paz.

Se trata más bien, de realizar mediante tu propia experiencia un cambio de percepción que te permita vivir desde la certeza de que la Vida te nutre y te cuida en cada momento.

Es un cambio de paradigma transformador, que te devuelve tu verdadero poder y responsabilidad de tu vida para vivir cómo realmente deseas.

Sin excusas.

Tu único propósito de vida es ser quien realmente eres.

Cuando digo, tu única función en esta vida es ser quien realmente eres, me refiero a vivir desde este simple verdad:

“Tú eres uno con la Fuente de la Vida”.

Esta afirmación es la que resuelve todos los conflictos.

Es la que te puede liberar de seguir sufriendo.

El único propósito de tu vida es reconocerse a si misma a través de la Consciencia. Es decir, entregarte al Ahora, a experimentar con plena conciencia este momento para que sólo quede la Consciencia.

No se trata de que hagas una actividad u otra, si no de que aceptes, aunque sólo sea por un instante, que eres un ser completo y que no te falta nada para ser feliz.

Esta idea reafirma tu compromiso con tu liberación del sufrimiento.

También te recuerda que no tienes ninguna otra función salvo esta.

Ambos pensamientos son necesarios para un compromiso total, sin el cual es imposible vivir la vida que mereces.

La salvación no podrá ser tu único propósito mientras sigas abrigando otros.

Aceptar la salvación como tu única función entraña necesariamente dos fases:

  • el reconocimiento de que ese es tu único propósito,
  • y la renuncia a todas las demás metas que tú mismo (desde tu ego) has inventado.
Conclusión: 

  • Tú tienes unos talentos únicos que te hacen diferente y te permiten comunicar al resto del mundo tu verdad. Desarróllalos al máximo, con atención plena, para disfrutar de una vida más sencilla y llena de significado. Así, te resultará más fácil vivir en coherencia.
  • Párate a sentir tu pasión original, eso que te hace sentir vivo y que mantiene tu fuego encendido. Lleva un poquito de esa pasión a cada cosa que hagas en tu vida. Vive desde esa pasión, alimenta tu fuego interno.
  • Tú único propósito en esta vida es ser quien realmente eres, es decir, recordar tu naturaleza original para vivir desde tu plena conciencia.

Nada real puede ser amenazado.

Nada irreal existe.

En esto radica la paz de Dios.

Un Curso de Milagros

Ahora es tu turno,

¿Cuál es tu talento y cómo lo estas desarrollando? ¿Ya has descubierto cuál es tu pasión en la vida? ¿Sabías que tu conciencia esta ligada a tu propósito de vida?

Te deseo un gran día.

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Responsable: LuisMorenoGiner-IraideRabadánAburto SC, siendo la Finalidad; envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailrelay ubicada en España, aquí puedes leer su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en info@proyectoaloha.com.

Acerca del Autor: Luis Moreno

En lugar de resignarme a un trabajo que no me llenaba, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. Gracias a cambiar mi percepción del mundo, disfruto de una mayor libertad emocional y ayudo a otras personas a recordar su esencia junto a la mujer que amo.

 Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestra guía: ¡Únete a la comunidad de los que eligen vivir con consciencia!

También te puede interesar…

¿Cómo afrontar el miedo a tomar decisiones?

Seguramente, en más de una ocasión hayas sentido el miedo a equivocarte cuando tienes que tomar una decisión. Incluso, puede que te resulte imposible tomar ciertas decisiones porque no sabes si serás capaz de afrontar sus posibles consecuencias. Este es uno de los...