Abrazar la incertidumbre

Abraza la incertidumbre para conquistar tu libertad.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Hace relativamente poco tiempo, me di cuenta de que, había pasado unos 17 años de mi vida en esa llamada “zona de confort”, y tengo ahora 33 años, así que… ha sido la mayor parte de mi vida.

17 años de mi vida en una especia de “letargo”.

Ese lugar en el que todo parece más “seguro, previsible, y bajo control” pero que es al mismo tiempo estresante, aburrido, mecánico y lleno de obligaciones.

Son cosas aparentemente “obvias”, “lo normal” que todo el mundo debería hacer, como estudiar una carrera para conseguir un puesto de trabajo en algún sitio, y que eso te dé una seguridad, o sacar un puesto de funcionaria en una escuela pública, aunque este no sea el trabajo que me apasiona y por el que me levantaría feliz todos los días, pero… parece que esto, de nuevo, da “seguridad”.

O aferrarte a una relación de pareja, aunque sientas dentro que algo no funciona, y que no es lo que quieres, pero que es mejor eso que estar solo.

Y cuando lo consigues, rezas para que dure y no te lo quiten. Y por lo tanto, sigues sufriendo.

¿Te suena algo de esto?

Pues sigue leyendo ya que en este artículo he recogido algunas ideas sobre el miedo y el poder de abrazar la incertidumbre y, además te comparto:

  • La experiencia de Patrick Mayne, que hizo un viaje desde Dinamarca a China todo el trayecto en tren.
  • Una conferencia de Sergi Torres en la que nos habla de lo inesperado y de esa “falsa seguridad” que nos inventamos para sentir seguridad.
  • Y, también un pequeño cuento sobre cómo ser “observadores” de las experiencias que vivimos, nos brinda las mayores oportunidades de vivir plenamente nuestra vida.

 

La seguridad y la fortaleza no vienen de algo externo sino del poder de abrazar la incertidumbre.

Me he dado cuenta de que, apoyarte en algo externo para sentir seguridad, más bien es una “falsa seguridad”, porque en cuanto sientes que puedes perderlo, aparece la incertidumbre, y eso genera mucho estrés y sufrimiento.

No puedes controlar lo que pasa fuera, en tu entorno. Y por experiencia propia, puedes gastar muchísima energía intentándolo, pero aún así, no lo puedes controlar.

Cuando empecé a salir de este guion establecido sobre cómo debía ser mi vida, del piloto automático, y empecé a crear mi propio camino, empecé a sentir miedos e inseguridades que creía que no había tenido antes.

Imagina por un momento, un camino recto, bien marcado, por donde la mayoría de personas va avanzando sin cuestionarse si quiera para qué va hacia ahí; y ahora imagina que te paras un momento, en medio del camino, te escuchas y empiezas a preguntarte,

¿qué camino siento que es el mío?

¿para dónde estoy yendo?

¿Esta esto en coherencia con lo que yo siento?

Y entonces, te das cuenta de que no quieres seguir avanzando por inercia, que quieres sentirte vivo y consciente de tus pasos.

Así que, abres un nuevo sendero que se va construyendo a medida que das cada paso, escuchando tus pensamientos y tu corazón.

 

Abraza la incertidumbre, porque la única certeza que tenemos es que todo está en constante cambio.

Diría que, muchas de las personas en esta sociedad creen que deben controlar sus vidas para no caer en la incertidumbre. Evitar a toda costa sentir incertidumbre. Yo también me pillo a veces en esto.

Pero, ¿y si en lugar de huir de la incertidumbre, la abrazamos?

Por ejemplo, Patrick Mayne en su charla TED: Abrazar la incertidumbre para construir la vida que quieres, cuenta su experiencia sobre cómo viajó desde Copenhague hasta Beijín – China todo el camino en tren, pasando por un montón de ciudades ya que el camino en tren no era directo, viajando así de Dinamarca a Suecia, Finlandia, toda Rusia, Mongolia, el norte de China.

Dice “fue un viaje que me llevó de pequeñas ciudades rusas, a correr de un oso en un bosque siberiano, y a vivir con nómadas en Mongolia… Experiencias que me cambiaron la vida en aproximadamente 1 mes.”

Aquí puedes escuchar su historia y todo lo que comparte en sólo 11 minutos, es realmente inspirador.

Y quizá te preguntas: ¿por qué? ¿Por qué no compró un vuelo directo a China como haría una persona normal? Y él dice:

“La incertidumbre es siempre una oportunidad” Patrick Mayne.

De hecho, ¿y si la vida fuera pura incertidumbre, y en lugar de luchar para que no esté, aprendiéramos a convivir con ella?

 

A cada instante nos llegan un montón de oportunidades, y somos más conscientes de ello cuando abrazamos la incertidumbre.

 Estamos eligiendo, todo el tiempo, consciente o inconscientemente, la vida que queremos vivir. Y sí, se que es más fácil decirlo que hacerlo. Pero, observo tantas veces cómo sentimos algo dentro, y nunca llegamos a hacerlo…

Es tan importante tomar conciencia de qué elegimos, cada día, cada minuto de nuestra vida.

Porque nos pasan cosas todo el tiempo, muchas veces nos pasan cosas que no nos gustan, y le echamos la culpa al otro, a lo que pasa fuera, a la sociedad… como si fuera cuestión de suerte o no suerte.

Pero la verdad es que, consciente o inconscientemente estamos siempre eligiendo, desde que nacemos, desde que somos niños, tenemos que elegir entre esto o aquello, y asumir nuestra responsabilidad sobre lo que hemos elegido.

Tomar conciencia de esto, nos hace libres.

 

 

Porque te das cuenta de que eres libre. Eres libre de actuar en base a lo que sientes y piensas, y eres libre de no hacerlo, y de quedarte quejándote o culpando a otros.

Porque en el fondo, somos responsables de nuestra felicidad, de la vida que construimos, de dónde ponemos el foco y nuestra energía…, y nada de esto se basa en los cambios que ocurren fuera:

Hay un estado interno, dentro de nosotros, donde siempre puedes volver, apoyarte, confiar y escuchar para recibir las respuestas que necesitas. Y ese lugar está en ti, pase lo que pase fuera.

Tu pasado no tiene por qué condicionar tu presente, ni tu futuro.

 

 

Abrazar la incertidumbre es abrirte a lo inesperado.

Te comparto un fragmento de la conferencia de Sergi Torres “La inestabilidad y el pensamiento tostada”, en el Teatro Goya de Barcelona, de mayo 2019. 

Empieza así:

¿Cómo se las arreglan ustedes para vivir en un mundo que no tiene certeza estable? “Te la inventas… (dice alguien del público)”

Es un punto de partida muy útil, lo vamos a usar. Tiene lógica, que en un mundo que yo experimento, donde no encuentro una base sólida en la que poder expresar, conocer, realizarme… no encuentro una base estable. Tiene cierto sentido que me la termine inventando. Lo interesante de esto es que esa invención de solidez, va a estar amenazada todo el tiempo por el contexto cambiante.

¿Por qué buscamos estabilidad donde no la hay?

 

El poder de abrazar la incertidumbre

La vida es una permanente exposición a lo inesperado. Donde muchos ven un problema paralizante, otros encuentran una oportunidad para evolucionar, dice el titular de un artículo del País, que puedes leer siguiendo este enlace y que es muy interesante.

 

Me gustaría compartir este cuento contigo, sobre cómo abrazar la incertidumbre y desapegarnos de las experiencias que vivimos:

Un día, el caballo de un campesino se escapó.

Su vecino le dijo: “¡Qué mala suerte has tenido!”. El granjero le respondió: “Quizás”.

Al día siguiente, el animal regresó acompañado de cinco yeguas. El hombre volvió y le felicitó: “¡Qué buena suerte has tenido!”. El dueño replicó: “Quizás”.

Poco después, el hijo del campesino, que solía montar a caballo, se cayó y se rompió una pierna. El amigo le comentó: “¡Qué mala suerte has tenido!”. Este contestó: “Quizás”.

Al día siguiente llegaron unos oficiales del Ejército para reclutar al muchacho y luchar en la guerra, pero no pudieron llevárselo porque tenía la pierna rota. Entonces el vecino exclamó: “¡Qué buena suerte has tenido!”. El padre repitió: “Quizás”.

No intentes que la incertidumbre desaparezca, deja de luchar contra ella, obsérvala.

Así que, para ir cerrando, he comprendido que no se trata de huir de la incertidumbre o buscar en el trabajo, la familia, la pareja, los amigos… la estabilidad. ¡Eso no existe!

Cuando te paras en este momento presente, es intenso, es cambiante. Si observas lo que estás sintiendo durante dos minutos, está cambiando: “ahora siento tristeza, ahora miedo, ahora alegría, ahora no sé lo que siento, etc.”

La incertidumbre está relacionada también con el “Vacío fértil” del que habla Claudio Naranjo o Paco Peñarrubia, abrirnos a “la nada”. Estar presente en lo que hay, dejar que la vida ocurra conectando con el corazón, y ser partícipe de ello.

Porque cuando te quitas del medio y dejas de luchar o aferrarte a esa idea de lo que debería ser, conectas con tu libertad interna, con el campo de posibilidades, con una conexión donde puedes sentir que todos somos uno. Aparecen esas sincronicidades en las que decimos: “ui, que casualidad, parece magia”. Pero no es casualidad, estás dando espacio a que ocurra, y lo estás atrayendo a tu vida.

Cuando abrazas la incertidumbre, y sueltas lo que “debería” estar ocurriendo fuera, te das cuenta de que esa “estabilidad”, esa sensación de calma, de confianza… está dentro de ti, y no se ve afectada por nada de lo que esté sucediendo fuera.

Tienes la oportunidad de elegir libremente, y aprovechar las oportunidades que te da esa incertidumbre. Repito que, tienes la total libertad de elegir entre vivir “aburrido o dormido” o sentirte completamente vivo y lleno de experiencias. No hay excusas.

 

Queremos conocer tus experiencias:

¿Te sirve esta información para este momento que estás viviendo? ¿Qué te ha resonado más o te ha llamado la atención? ¿cómo lo vives tú?

Cuéntanos tus experiencias, reflexiones, sentires…

Comparte en los comentarios!! 😉

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Responsable: LuisMorenoGiner-IraideRabadánAburto SC, siendo la Finalidad; envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailrelay ubicada en España, aquí puedes leer su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en info@proyectoaloha.com.

Acerca de la Autora: Iraide Rabadán

En vez de resignarme a un trabajo que no me satisfacía, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. He aprendido a escucharme y tomar responsabilidad de mi vida, te ayudo a Educar con consciencia y todo esto lo hago junto al hombre que amo. 

Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestras guías: ¡Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia!

También te puede interesar…

¿Enfadarme con mi hijo es malo?

¿Enfadarme con mi hijo es malo?

  ¿Enfadarme con mi hijo es malo? ¿es mejor controlar mis emociones delante suyo? Tiempo de lectura: 4 minutos   Si lo prefieres, puedes escuchar el artículo en audio, aquí te dejo el reproductor: ¿No debería enfadarme con mi hijo? ¿Soy una mala madre o mal...

INSCRÍBETE AL RETO + MASTERCLASS GRATUITOS DE CRIANZA CONSCIENTE

Sí, acepto la política de privacidad
Deseo recibir comunicaciones por email.

Te has suscrito correctamente!