¿Qué te impide mostrarte al mundo tal como eres?

por | Abr 18, 2018

¿Alguna vez te has sentido incómodo cuando tenías que mostrarte al mundo?

Bailar, hablar en público, o simplemente, buscar un buen trabajo puede convertirse en todo un conflicto para muchas personas.

Nunca deja de sorprenderme la capacidad que tenemos los humanos para desvalorizarnos.

Lo hacemos de tantas formas, y a tantos niveles, que parece que estamos totalmente acostumbrados, ya ni nos damos cuenta.

Aunque siempre genera una desagradable sensación de malestar…

Es como si sigiéramos siendo niños asustados.

¿Alguna vez te has preguntado por el origen de esa actitud?

Reconocer los complejos es vital para poder transcenderlos. 

En mi adolescencia, me importaba tanto lo que mis amigos pensaban de mí, que cuando sabía que me estaban mirando me volvía muy torpe.

Era como una profecia autocumplida. Sentía que me miraban, entonces pensaba que la iba a cagar, así que intentaba hacer las cosas mejor y, al final, siempre acababa metiendo la pata o tropezando, y todos se reían de mí.

Era una sensación muy frustrante.

Durante muchos años consideraba que la vergüenza era inevitable, y aun así siempre intentaba que no se me notará.

Y cuando las cosas no salían como yo quería, me culpaba por no haber sido lo suficientemente bueno, por no saber mostrar lo que valgo.

Estos son sólo algunos de los mecanismos por los que se expresa el miedo en nuestra vida.

Ese miedo a no ser aceptados, reconocidos, formar parte de algo más allá de nosotros. Sentirnos parte de una familia, un clan, es un tema de supervivencia.

Pero, además, descubrí que en otras circunstancias también me costaba aceptar los halagos y las felicitaciones.

Cuando ponían el foco sobre mí, me sentía incómodo.

¿Sabes a lo que me refiero?

Presta atención a la naturaleza de esa actitud y escucha tus pensamientos. 

Miedo a hablar en público, a hacer el ridículo bailando, a acercarte a la chica que te gusta en el bar, a destacar en una determinada actividad…

Todas estas son expresiones de la forma en la que nos desvalorizamos.

En esta sociedad, demasiadas veces, se confunde la humildad con la falta de reconocimiento. La soberbia, con la valoración.

Para poder crear tus sueños, es imprescindible que creas que puedes conseguirlo. Es primordial, que creas en ti mismo, que aprendas a conjugar de forma equilibrada la verdadera humildad con una buena autoestima.

De esta manera, conseguirás desarrollar tu máximo potencial.

 

Desde que comenzamos con Proyecto Aloha, cuando doy una charla o presento mi proyecto al público, todavía siento miedo y nervios.

Pero ahora, no intento cambiarlo.

Lo observo, escucho los pensamientos que se amontonan en mi mente, todas esas expectativas, prejuicios y creencias limitantes.

Las observo sin intentar deshacerme de ellas, con la atención clara en la certeza de que yo no soy eso. Esas creencias son parte de mi historia, de mis programas aprendidos o heredados.

Siento esos miedos y respiro, no me fuerzo a ser más valiente sin más, observo esos miedos… a que no me acepten, no les guste mi trabajo, no les sirva lo que ofrezco y

¡¡me respeto!!

Me cuido y me valoro por lo que soy, un hijo de la vida, igual que cada uno de los asistentes, con el derecho a ser completamente feliz… un derecho que me tengo que permitir experimentar por mí mismo.

Luego, hay muchas herramientas que me ayudan a cambiar esas creencias limitantes por otras potenciadoras, pero la más importante de todas es aceptarte tal cual eres en este momento.

Si no expresas lo que realmente sientes, nadie podrá ayudarte.

Cuando comienzo una sesión de acompañamiento siempre le recuerdo al cliente la importancia de ser sincero, de mostrarme sus verdaderos pensamientos, sentimientos y emociones.

Es la única manera que he comprobado que de verdad funcionan las sesiones.

El único problemilla, es que somos mentirosos por naturaleza.

  • Uno, porque nos engañamos a nosotros mismos los primeros, entonces es un poco difícil no ocultar información a los demás.
  • Y dos, porque en nuestra familia nos han ocultado o engañado sobre temas familiares importantes o traumáticos, o porque simplemente esa información se desconoce. Entonces no es una mentira, pero sigue sin ser la verdad.

La información más valiosa para resolver nuestros conflictos y mejorar nuestra calidad de vida, suele estar oculta.

Es normal, es un mecanismo de supervivencia.

Cuando creemos que no tenemos los recursos necesarios para afrontar una determinada situación traumática, lo que nosotros llamamos bioshock, nuestra biología nos protege ocultando cierta cantidad de información hasta que tengamos los recursos para reinterpretar esa información y cambiar nuestra percepción.

Entonces, sí es posible la liberación real.

Y para encontrar los pensamientos raíz, los que de verdad necesitamos para resolver los conflictos, existen recursos muy valiosos cómo el metamodelo del lenguaje de la PNL.

Este modelo se basa en una serie de preguntas sencillas y directas, que nos ayudan a enfocar la atención en las claves realmente importantes para llegar a la causa real de un malestar emocional y poder deshacerlo.

Compartir tu historia delante de un grupo y mostrarte tal como eres es una gran ayuda para desatar todo tu potencial.

Es sobrecogedor cuando alguien se quita las máscaras y se muestra desnudo emocionalmente.

Sobre todo, cuando te sientes identificado con la historia o el problema que ha vivido esa persona, y su aprendizaje.

En los talleres presenciales de Bioneuroemoción, así como en los primeros videos que compartía Enric, siempre me fascinó la fuerza que tenían los comentarios y vivencias de las personas que salían voluntarios para compartir sus propios casos reales.

En todos los casos, me veía reflejado en mayor o menor medida, hasta el punto de sentir que la liberación emocional de las otras personas también me ayudaba en mi propia liberación.

Pero, todavía es más fuerte cuando yo he sido el que me he mostrado con mi vulnerabilidad en grupos de acompañamiento consciente.

Sentir todo el amor, comprensión y cuidado por parte de los demás compañeros no tiene precio.

Y sentir toda la energía que se genera en el espacio grupal es alucinante, no hay palabras para describirlo, sin duda es una experiencia que le recomiendo a todo el mundo.

 

  • Busca un grupo en el que te sientas cómoda para expresarte sin juicios, una formación presencial o juntate con amigos de verdad, y muéstrate en alguna faceta que nunca hayas compartido antes…
  • Y luego, ¡¡pásate por los comentarios y nos cuentas cómo te ha ido!!

Todos somos más parecidos de lo que imaginamos, todos compartimos los mismos miedos de raíz y, en el fondo, todos queremos ser felices.

¿Tú también te has restado importancia?

¿Has sentido incomodidad cuando alguién realzaba tus virtudes? ¿En que situaciones has sentido que te daba miedo mostrarte? ¿Crees que es posible respetar tu humildad y tu grandeza a la vez?

No te cortes, participa en los comentarios…

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Responsable: LuisMorenoGiner-IraideRabadánAburto SC, siendo la Finalidad; envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailrelay ubicada en España, aquí puedes leer su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en info@proyectoaloha.com.

Acerca del Autor: Luis Moreno

En lugar de resignarme a un trabajo que no me llenaba, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. Gracias a cambiar mi percepción del mundo, disfruto de una mayor libertad emocional y ayudo a otras personas a recordar su esencia junto a la mujer que amo.

 Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestra guía: ¡Únete a la comunidad de los que eligen vivir con consciencia!

También te puede interesar…