Integrar la sombra para ser quien realmente quieres ser y descubrir tu tesoro interior.

por | Nov 6, 2018

¿Eres lo que la gente espera de ti o quien realmente quieres ser? ​ ¿Qué partes de ti no aceptas y reprimes al relacionarte?

Conforme vamos creciendo, aprendemos que hay actitudes nuestras que son aceptadas por nuestro entorno más próximo y otras que se consideran inapropiadas.  De este modo, vamos seleccionando lo que es correcto y lo que no lo es.

Todos estos aspectos que negamos de nuestra personalidad conforman lo que se conoce como la sombra.

Cada cultura, cada familia y cada persona concibe de manera diferente lo que está bien y lo que está mal. Y así, confeccionamos unas creencias en nosotros que proyectamos en los demás y que condicionan nuestra percepción.

Es entonces cuando reaccionamos frente a lo que nos pasa; nos encontramos con cosas que nos molestan mucho porque las tenemos reprimidas en nuestra sombra.

Si quieres saber los beneficios que resultan de integrar la sombra y utilizarla a tu favor sigue leyendo…

¿Qué es la sombra y por qué la proyectamos?

Carl Gustav Jung, reconocido psicólogo y médico psiquiatra suizo, dedicó toda su carrera a la investigación de la psique humana. Él consideraba que la psique era el conjunto de todos los procesos de la mente, tanto los conscientes como los inconscientes.

Una de sus grandes aportaciones fue el desarrollo del concepto de Arquetipo, que se puede entender como un “modelo original”, es decir, como un ejemplo ideal o un símbolo que es reconocido por todos, y que nos acerca a la forma en la que percibían nuestros primeros antepasados.

Los arquetipos son los elementos que componen la memoria colectiva, fruto de la transmisión hereditaria de la cultura y familia.

De alguna manera, son como patrones emocionales y de conducta que se heredan de generación en generación y que almacenamos en nuestro inconsciente. Estos patrones dan lugar a nuestra manera de procesar sensaciones, imágenes y percepciones.

Por todo ello, a través de su estudio podemos saber los mecanismos inconscientes mediante los cuales comprendemos y organizamos nuestra realidad individual hoy en día.

Jung define el arquetipo de la sombra como el aspecto inconsciente de la personalidad, caracterizados por rasgos y actitudes que el yo consciente no reconoce como propios. Es como una especie de vertedero donde acumulamos todas las características que rechazamos. Aspectos que son muy valiosos y que no pueden ignorarse si realmente queremos vivir en plenitud.

¿Cómo se alimenta la sombra?

El inconsciente lucha por mostrarse, pero es reprimido continuamente por la personalidad. En realidad, la sombra está formada por energía psíquica reprimida que, al no poder ser asimilada, se proyecta en el exterior.

Hay muchas formas de alimentar la sombra.

La más usual es la que conocemos como “esforzarte y sacrificarte para ser bueno”. Por eso Jung decía “Prefiero ser un individuo completo que una persona buena”.

Otras formas de alimentar la sombra son:

  • Con los juicios de bueno o malo que emitimos continuamente.
  • Con los posicionamientos sobre esos juicios
  • Con las culpabilidades que arrastramos y los resentimientos que mantenemos atrapados.
  • Con las críticas, las expectativas, comparaciones, mentiras, suposiciones…

Pero, definitivamente, la forma más clara en la que mantenemos nuestras sombra “bien gordita” es contándonos una y otra vez la misma historia sobre nosotros mismos.

Esa historia que nos explicamos y justificamos para esconder la historia verdadera que queda oculta en la sombra.

¿Cómo se muestra nuestra sombra?

La sombra siempre se muestra por algún lado.

Normalmente, la forma más fácil de identificarla es atendiendo a las polaridades de los comportamientos con los que nos gustaría que nos reconocieran.

Por ejemplo:

  • Personas que dan una imagen intachable a nivel social, pero cuando llegan a casa gritan y se vuelven violentas.
  • A nivel cultural: la doble moral en temas como la corrupción en la política, abusos sexuales en la iglesia, distinta aplicación de las leyes según la clase social, etc.
  • Casos de doble vida: como queda magistralmente reflejado en la novela El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde  o la película Belle de jours.
  • En el cuerpo: la sombra siempre busca una forma de expresarse para poder transmitir su mensaje y presiona para abrirse paso hacia la conciencia en forma de miedo, culpa, vergüenza, odio, ansiedad, depresión, etc.

Y, puesto que no queremos ver estas partes de nosotros que nos parecen horrendas y aterradoras, las proyectamos fuera de nuestra mente, en el mundo, para sentir que nos liberamos de estas emociones que consideramos negativas.

De tal modo, que cada experiencia de vida es una oportunidad para elegir de nuevo, una oportunidad de corregir errores pasados que nos permitan vivir, crecer y desarrollarnos.

De esta forma, podemos ver como la información contenida en la sombra es un tesoro de autodescubrimiento.

Abrazar la sombra 2 Proyecto Aloha

¿De qué modo se manifiesta la sombra?

Como he explicado antes, todos esos rasgos y actitudes que no queremos reconocer como propios, debido a la culpabilidad inconsciente, los intentamos alejar de nosotros proyectándolo sobre el mundo y las demás personas que nos rodean.

La sombra es la madre de la proyección.

La proyección siempre se realiza de dos maneras:

  1. Me informa: por ejemplo, cuando ponemos una etiqueta a otro: “María es una perezosa”.
  2. Me altera: cuando esa etiqueta que hemos puesto nos molesta o incomoda de algún modo. Por ejemplo, “María es una perezosa y no lo soporto”. Cargamos en la otra persona nuestras culpas y responsabilidades.

Cualquier cosa que:

  • queramos cambiar hacia fuera, y no en nuestro interior,
  • cualquier cosa que temamos,
  • cualquier cosa que nos neguemos a aceptar, o que nos ponga furiosos…

…nos mantendrá enganchados a los viejos recuerdos y apegados a nuestra historia, reforzando las creencias-sombra que las impulsan.

“Todo lo que te molesta de otros seres, es sólo una proyección de lo que no has resuelto en ti mismo” – Siddharta Gautama Buda –

4 formas prácticas de encontrar la sombra

Estas son cuatro puertas de entrada, que he mencionado más arriba, para encontrar la sombra.

Te propongo hacer una lista en cada uno de estos puntos para responder a las preguntas y poder observar donde has intentado ocultar tu sombra.

Aquí cada uno puede explorar y profundizar hasta donde se sienta preparado:

  • ¿Qué es aquello que quieres cambiar fuera de ti?
  • ¿Cuál o cuáles son tus mayores miedos?
  • ¿Qué son las cosas que más te hacen enfadar?
  • ¿Qué es lo que te niegas a aceptar?

Es importante que no intentes dar una explicación racional para justificar las respuestas a esas preguntas. Mejor detente por un momento y toma conciencia de que ahí es donde se intenta ocultar tu sombra.

Cualquiera de estas 4 cosas nos mantendrá apegados al pasado y adheridos a nuestras historias y a las creencias que las impulsan. Y, el ego nos engaña mediante la justificación para que no utilicemos estas formas de encontrar la sombra.

Abrazar la sombra para ser feliz

Te resistes a explorar los caminos subyacentes que te atormentan

Por eso se te repiten las historias, porque no quieres ver las formas en las que te engañas, permites que los demás te engañen y justificas su comportamiento por miedo a lo que podrías encontrar.

Cuando justificamos esa serie de cosas, nos negamos a afrontarlas. Es diferente afrontar que enfrentar. Se podría decir que cuando enfrentas estas luchando contra la vida, en cambio, cuando afrontas una situación la estas integrando.

Por tanto, en vez de “arriesgarnos” a cambiar, nos aferramos a nuestra “querida” vida y nos resistimos a la incertidumbre de lo desconocido.

Una de las cosas en las que el ego nos engaña, es con la creencia en que podemos controlar nuestras vidas. Con la creencia de que sabemos que es lo mejor para los demás y lo que es mejor para nosotros….

El cerebro sólo percibe unos pocos bits de información del total inmenso de información que existe en cada momento. No podemos percibir el cuadro completo, sólo una pequeñísima parte y nos agarramos a esa creencia; por tanto, el control total es imposible, no es verdad.

Así pues, lo que mejor nos vendría, es aprender a vivir en la incertidumbre. 

Para que se produzca la liberación emocional, el acto de curación, tienes que abrirte a la posibilidad que el campo cuántico, la Consciencia o el Maestro interior, manifieste la mejor opción para ti. Por que tú no lo sabes. 

La resistencia es el apego a mi historia. Es no aceptar que el cambio está en nosotros y no en los otros. La resistencia es creer que los demás, y no nosotros, son los que están equivocados.

En este principio se fundamenta todo el sistema de pensamiento del ego. Intentamos negarlo una y otra vez, pero la vida siempre nos devuelve la pelota y nos pregunta:

¿Y ahora qué?

Tu historia contiene una serie de sentimientos, creencias y conclusiones que has estado acumulando y arrastrando durante toda tu vida. Por eso te cuesta tanto soltar tu historia. Has estado alimentando esto toda tu vida.

La importancia de reconocer la sombra para encontrar el tesoro interior

Por tanto, reconocer nuestra sombra es una misión vital en el proceso de autoconocimiento para llegar al bienestar emocional, pues:

  • Nos va a permitir experimentarnos en plenitud.
  • Nos lleva a un estado de integración.

Cuando tomas conciencia de cómo te proyectas en los demás, cada relación se convierte en una oportunidad única de conocerte mejor. Al reconocer esta parte de ti mismo que has rechazado, te abres a la posibilidad de integrarla y descubres los tesoros que ahí habías almacenado.

Integrar tu sombra te va a permitir convivir con tu luz y tu aparente oscuridad. Te va a permitir ser lo que eres.

  • Pasos para deshacer la proyección, para descubrir a la sombra:

1. Mantenerte muy alerta, en un estado de no juicio, de aceptación, de no querer tener la razón por tu cuenta. Lo más importantes es comprender que tú eres el único responsable de la forma en la que te tomas lo que estás viviendo.

2. Observar que, si tienes un conflicto, por ejemplo, una tensión o ansiedad, no le vas a echar la culpa a la mujer, al jefe, a los padres… sino que tomas plena conciencia de que esa tensión es tu resistencia a hacer algo que no te atreves a hacer, por razones que no eres consciente, o a querer cambiar algo que no te gusta en otra persona, etc.

3. Invertir el sentido de la proyección: Es decir, comprender que el juicio que emites hacia los demás, es el mismo juicio que haces sobre ti mismo. Algunos ejemplos:

  • La gente siempre me critica -> ver qué críticas haces a los demás.
  • No soporto que me mientan -> observar en qué te estás mintiendo a ti mismo
  • La vida me trata fatal -> descubrir el maltrato que te estas haciendo.
  • Mi madre me necesita -> quiero estar junto a mi madre.

Abrazar tu sombra Proyecto Aloha

A lo largo de mi formación como Acompañante en Bioneuroemoción® (BNE), he comprobado que todos tenemos una doble historia, la que mostramos y con la que nos identificamos, y otra que intentamos ocultar porque sentimos un rechazo.

En BNE a aquello que intentamos mantener oculto lo llamamos “la historia detrás de la historia”. Precisamente, es esa historia en la sombra la que nos mantiene repitiendo patrones, dramas y situaciones que no son beneficiosas, una y otra vez.

Tenemos la oportunidad de descubrirlos a través de las relaciones y, especialmente, con la relación de pareja. También, observando la relación de nuestros padres. Siempre sin juicio. Así sabremos lo que hemos recibido y podremos ver cómo lo proyectamos.

Al ver lo que nos molesta “fuera” podemos detectar que es lo que nos molesta dentro o que es lo que no nos permitimos hacer que el otro si hace.

Este es el tesoro de la sombra.

Heredamos la información para trascenderla, para darle una interpretación distinta de la que le dieron nuestros ancestros y evolucionar.

Curso online de autoestima y confianza

Me encantaría saber:

¿Cómo te ha ido con los ejercicios?

¿Has localizado algunas resistencias?

Te esperamos abajo en los comentarios para que compartas con nosotros todo lo que quieras y responder todas tus dudas. 😉

Aloha es Compartir. Compartir es Vivir

¿Te has quedado con ganas de más?

Únete a la comunidad de los que elegimos vivir con consciencia, y recibe contenido inspirador para disfrutar una vida llena de significado.

Responsable: LuisMorenoGiner-IraideRabadánAburto SC, siendo la Finalidad; envío de nuestras publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en nuestra plataforma de email marketing Mailrelay ubicada en España, aquí puedes leer su política de privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos en info@proyectoaloha.com.

Acerca del Autor: Luis Moreno

En lugar de resignarme a un trabajo que no me llenaba, he creado Proyecto Aloha.

Ahora vivo de lo que me apasiona. Gracias a cambiar mi percepción del mundo, disfruto de una mayor libertad emocional y ayudo a otras personas a recordar su esencia junto a la mujer que amo.

 Si quieres hacer lo mismo puedes descargar gratis nuestra guía: ¡Únete a la comunidad de los que eligen vivir con consciencia!

También te puede interesar…

Miedo a la soledad: del silencio interno al apoyo social

Miedo a la soledad: del silencio interno al apoyo social

El miedo a la soledad es un sentimiento común y habitual, hoy en día, en muchas personas. Sin embargo, la mayoría de la gente no se pregunta sinceramente: ¿Qué es la soledad? ¿Dónde se origina ese sentimiento? ¿Qué es realmente estar o sentirse sol@? Yo,...

Esta es la clave número 1 para dejar de sentirte juzgado

Esta es la clave número 1 para dejar de sentirte juzgado

¿Te da miedo lo que piensen los demás de ti y te limitas? ¿No crees en ti ni en tus capacidades porque sientes que te han juzgado tantas veces que ya desconfías de ti? ¿Crees que siempre hay alguien juzgándote y te pones a juzgar tú también? Hoy voy a compartir...